Guía para el cuidado del árbol de granada (Punica Granatum)

Introducción

El granado es muy popular como bonsái. Es un árbol de hoja caduca y deja caer la mayoría o todas sus hojas en el invierno, pero no produce colores brillantes de otoño. Tiene flores llamativas que dan fruto y un tronco grueso con corteza atractiva.

El tronco tiene un giro natural que le da un aspecto nudoso y antiguo que es muy apreciado en los bonsáis. La Granada llegó a Japón a través de la ruta de la seda y ha sido admirada como árbol de bonsái durante siglos. Hay muchas variedades con diferentes colores, formas y tamaños de flores y frutos.

La granada, su nombre científico Punica granatum , es un árbol de bonsái de hoja ancha de hoja caduca que es famoso por su fruto de granada, y sus flores son hermosas por derecho propio. Los troncos de los árboles de granada son robustos, y sus cortezas son llamativas.

Es nativo de Oriente Medio y del sudeste asiático, y hoy en día, el granado crece en diferentes países de todo el mundo. ¿Qué es lo que hace que la granada sea tan popular entre los entusiastas de los bonsáis?

En invierno, el granado deja caer casi todas sus hojas, y no produce otoño y colores brillantes. Sus hermosas flores dan frutos y tiene un tronco grueso con una corteza muy atractiva por su giro natural, dando una apariencia antigua y nudosa. Este aspecto, junto con sus impresionantes flores y frutos, es muy apreciado y más buscado en el mundo de los bonsáis.

Nombre científico/botánico Punica Granatum Descripción La granada es un árbol de hoja ancha de hoja caduca. El árbol es famoso por el fruto de la granada, pero las flores son impresionantes por sí mismas. Los troncos del árbol son robustos, y la corteza es llamativa. Aunque es autóctono de algunas partes de Oriente Medio y Asia, el granado crece ahora en muchas partes diferentes del mundo. Posición Puede crecer al aire libre todo el año en cualquier región que goce de un clima parecido al mediterráneo. El bonsái de granada también puede crecer en interiores en un lugar cálido y soleado durante los meses de verano. El árbol requiere condiciones más sombreadas en el invierno. Riego El granado requiere un riego regular para mantener el suelo ligeramente húmedo, pero no demasiado húmedo. El riego debe reducirse durante los meses de invierno. Nebulizar el árbol semanalmente es beneficioso. Alimentación Se debe fertilizar el árbol cada dos semanas una vez que comience el nuevo crecimiento en primavera. Utilice un fertilizante líquido específicamente formulado para árboles de bonsái o un alimento para plantas de uso múltiple dado a media potencia. A mediados de la primavera se recomienda un alimento adicional consistente en un fertilizante orgánico pulverizado. Las plantas de granada no deben ser fertilizadas en los tres meses siguientes a la replantación. Poda de Hojas y Ramas El pellizco regular de cada primera o tercera hoja aumentará el follaje de la planta. Es mejor permitir que los brotes jóvenes maduren y se alarguen antes de que sean cortados a la longitud deseada. Replantado y Medio de Cultivo Los granados florecen más abundantemente cuando las raíces están atadas a una maceta. Por ello, la replantación sólo debe realizarse cada tres o cuatro años, y debe llevarse a cabo durante la última parte de la temporada de invierno. Una mezcla de suelo que contenga altos niveles de cal y arena es ideal para los granados. Alambrado Los granados enanos no deben ser alambrados porque es probable que mueran. Es mucho mejor usar el método de pinza y crecimiento para darles forma. Las variedades más grandes toleran el alambrado siempre y cuando se tenga cuidado. El nuevo crecimiento tiende a espesarse muy rápidamente, por lo que el cableado debe ser eliminado a tiempo para evitar la formación de cicatrices. Notas El granado necesita varios años en la tierra para que el tronco se vuelva grueso porque el tronco no se espesa en una maceta de bonsái. La planta debe recibir una excelente circulación de aire porque las condiciones de humedad pueden causar la aparición de moho. Si el moho se desarrolla, el uso de un grado leve de fungicida será efectivo para combatir el moho.

En este tutorial, compartiremos contigo una guía completa sobre los árboles de bonsái de granada, para que obtengas el conocimiento, las habilidades y la actitud adecuada para convertirte en un maestro jardinero. Tocaremos los siguientes temas:

  1. Datos sobre los árboles de granada Bonsái
  2. Cuidado general
  3. Cuidado especial
  4. Cuidado regular
  5. Colocación y crecimiento
  6. Técnica de riego correcto
  7. Fertilizando tu bonsái de granada
  8. Consejos y consideraciones para la reubicación
  9. Cómo podar, cablear y dar forma a tu bonsái de granada
  10. Plagas y enfermedades comunes

¡Empecemos a aprender sobre los Bonsáis de Granada!

1) Datos sobre los árboles de granada Bonsái

  • Cuando se trata de comprar un árbol de bonsái de granada, es mejor comprar uno con un tronco grueso. Le toma varios años desarrollar un tronco grueso, pero si no es lo suficientemente grueso, debe ser espesado en el suelo antes de plantarlo. El tronco de una granada no se espesará en un contenedor de bonsáis.
  • Los granados son nativos de países con suelo aluvial. Necesitan una mezcla para macetas bien drenada, centrada alrededor de un granito descompuesto. Darles nutrientes orgánicos es muy beneficioso para producir hermosas flores, hojas anchas y frutos.
  • La granada se considera un pequeño árbol o arbusto caducifolio con frutos que pertenece a la familia de las Lithraceae.
  • Es originaria del Afganistán, el Pakistán y el norte de la India. Este árbol se cultiva ampliamente en toda la región del Cáucaso, Oriente Medio, África del Norte, Asia Central y el Sudeste Asiático, así como en otras partes de la cuenca del Mediterráneo, California y Arizona.
  • El nombre “granada” se deriva del latín medieval “pōmum” o “manzana” y “grānātum” o “semilla”.
  • Un granado típico crece de 6 a 10 metros y tiene múltiples ramas espinosas. Es de larga vida, como lo demuestran algunos ejemplares en Francia que sobrevivieron durante 200 años.

2) Cuidado general

Suelo

Las granadas son nativas de lugares con suelo aluvial. Necesitan una mezcla para macetas que drene bien y se centre en el granito descompuesto. También necesitan nutrientes orgánicos para producir las hojas anchas, las flores y los frutos. Una mezcla de 60% de agregado y 40% de orgánico es buena. También necesitará suplementos, ya sea orgánicos o un fertilizante inorgánico de liberación prolongada que es específicamente para las plantas que producen flores y frutos.

Encapsulado

Las granadas son muy resistentes, pero deben ser plantadas en macetas a principios de la primavera antes de que empiecen a crecer las hojas. Florecen en clima cálido y les gusta la luz del sol durante el verano, pero no tanto durante el invierno. Las raíces son fibrosas y gruesas y responden bien a la poda de las raíces. No se requieren precauciones especiales para la poda de las raíces siempre y cuando se haga en la época correcta del año.

La formación

Las granadas son excelentes para el estilo bonsái, pero el estilo mediano a grande es mejor por el tamaño de la fruta. Las variedades enanas no necesitan ser alambradas y deben ser moldeadas por medio de un clip y crecer. Las variedades grandes pueden ser alambradas, pero cuando el crecimiento joven comienza a engrosar, los alambres deben ser removidos para evitar cicatrices.

Las granadas funcionan mejor como un solo árbol y no se agrupan por las flores y los frutos. Un estilo formal y vertical no funcionará. El estilo natural es semi-cascada, informal y estilos de múltiples troncos como el estilo de tronco retorcido.

Para aumentar el follaje, los tiernos brotes verdes pueden ser pellizcados a mano en la primera o tercera hoja. Se debe dejar que los nuevos brotes maduren más tiempo del deseado, y luego cortarlos a la longitud deseada. La muerte natural también afectará la forma y el estilo del árbol.

Qué comprar

Cuando se compra una granada es mejor conseguir una con un tronco grueso. Toma varios años para que desarrolle un tronco grueso, y esto es lo que se necesita para un buen bonsái. Si el tronco no es lo suficientemente grueso, debe ser espesado en la tierra antes de plantarlo, porque no se espesará en una maceta de bonsái.

3) Cuidado especial

La putrefacción de la raíz puede ocurrir si no hay suficiente drenaje, y el moho puede aparecer durante los meses húmedos. Mantenga una circulación de aire suficiente para combatir el moho y utilice un fungicida suave.

Los insectos escamosos, los pulgones y la oruga de la mariposa de la granada son plagas que deben ser eliminadas. Se podría utilizar un insecticida con Resmetrina, Acetato o Triforina en una solución lo más débil posible para que siga siendo eficaz. Los árboles pueden ser rociados cada dos meses con un insecticida en aerosol que no sea tóxico, pero no cuando el suelo está seco.

4) Cuidado regular

Todos los árboles de bonsái necesitan un riego cuidadoso porque sus macetas son pequeñas y pueden secarse rápidamente. El árbol debe ser regado a fondo y mantenerse húmedo pero no mojado. Se recomienda regar menos en invierno.

El agua debe ser añadida lentamente para que no se agote en la parte superior de la olla. La nebulización semanal también puede ayudar al granado. Si el árbol tiene un buen drenaje, es casi imposible que se sobrepase el agua.

Leer más: Guía de cuidados de las especies de árboles de bonsái (A – C)

Un truco para los árboles bonsái es sumergir la maceta en una o dos pulgadas de agua y dejar que absorba el agua a través de los agujeros del fondo de la maceta.

Los bonsáis necesitan fertilizantes debido a la pequeña área donde viven. Una vez que las nuevas hojas comienzan a aparecer en la primavera, está bien fertilizar el árbol.

Cada dos semanas, desde el comienzo de la primavera hasta el otoño, se puede dar un fertilizante líquido de bonsái o un alimento vegetal de uso general de media potencia. A mediados de primavera, dar a la Granada fertilizante orgánico pulverizado además de la comida regular.

No le dé ningún fertilizante durante tres meses después de que se haya plantado en la maceta.

Los bonsáis tampoco deben ser cableados justo después de replantar. Cuando sea el momento de cablear, use el alambre más delgado posible que mantenga la rama en posición. Comienza el cableado en la base del tronco y enróllalo alrededor del tronco como un ancla.

Cuando se alcanza la rama, el alambre debe enrollarse alrededor de la misma en la dirección en que se dobla, para que el alambre no se afloje. Si el alambre está muy apretado, la rama se cicatrizará.

El árbol debe ser observado cuidadosamente para asegurarse de que el alambre no está cortando la rama. Si esto comienza a suceder, el alambre debe ser removido inmediatamente. Entonces se puede poner un nuevo alambre. Las ramas de granada son frágiles, así que hay que tener cuidado de que el cableado no se rompa.

Al replantar cada tres o cuatro años, las raíces deben reducirse gradualmente. Sólo un tercio del cepellón debe ser removido en cada replantación. Un número proporcional de hojas viejas también puede ser removido en este momento.

Se recomienda la defoliación completa si se necesita una poda drástica de las raíces.

El árbol debe ser replantado en un suelo con alto contenido de cal y arena para un rápido drenaje. La maceta debe ser ligeramente profunda y no demasiado superficial. La planta florece bien cuando está enraizada y tiene suficiente agua. La replantación debe hacerse a finales del invierno.

A las granadas no les gusta la escarcha y deben ser llevadas al interior si hace mucho frío durante el invierno. Si es posible, un invernadero es el mejor lugar para el árbol si el clima es frío. Si el árbol está a la sombra y se mantiene ligeramente seco antes de la mitad de la temporada, producirá brotes florecientes. Necesita buena luz, pero necesita protección contra los vientos secos.

5) Colocación y crecimiento

Colocación

Los árboles de bonsái de granada pueden cultivarse al aire libre en cualquier región que tenga un clima similar al mediterráneo durante todo el año. También se pueden cultivar los árboles de granada en el interior en un lugar soleado y de clima cálido durante el verano. Estos árboles requieren condiciones más sombreadas durante el invierno.

Temperatura

Este árbol de bonsái es subtropical y es una planta bastante resistente que puede soportar bajas temperaturas, llegando a los 14 grados Fahrenheit. A este árbol le encanta el sol, pero lo lleva dentro una vez que la temperatura del aire alcanza los 41 grados Fahrenheit o así.

Leer más: Guía de cuidados de las especies de árboles de bonsái (D – J)

Clima

Esta es tu mejor opción si vives en un clima templado. Sólo recuerda mantener tu granado al aire libre durante el clima cálido. A los granados les encanta el sol, así que cuando estén en el interior, asegúrate de que estén bien situados en una ventana soleada o dales suficiente luz artificial. El bonsái de granada tolera un poco menos de luz durante el invierno.

Propagación

Una de las cualidades de los árboles de bonsái de granada es que son relativamente fáciles de propagar usando semillas. Sólo hay que enjuagar las semillas, frotarlas en una toalla de papel para eliminar cualquier capa pulposa, y dejarlas secar durante unos días. Plante su granada en una tierra de arranque para que pueda poner toda la maceta de semillas en una bolsa de plástico con el fin de aumentar la humedad, manteniendo así la humedad hasta que germinen. Los árboles de granada bonsái también se pueden propagar por medio de esquejes, divisiones y capas.

Riego

Un bonsái de granada tiene un requerimiento de agua bastante promedio. Mantén tu bonsái de granada húmedo pero no demasiado saturado porque es vulnerable a la putrefacción de las raíces. No dejes que la tierra de abono se seque completamente. Utilice un medidor de humedad para ayudarle a regular el programa de riego del árbol de bonsái. Los bonsáis de granada todavía se benefician de una nebulización ocasional, como una vez a la semana, incluso si están acostumbrados a un clima seco.

Fertilización

Alimente su bonsái de granada dos veces por semana desde el momento en que aparece un nuevo crecimiento durante la primavera hasta el final del verano. Puedes usar un fertilizante líquido para bonsáis. También puedes usar un fertilizante para plantas de uso múltiple que esté diluido a la mitad.

Para una floración más vigorosa así como para el crecimiento de la fruta, se puede utilizar una mezcla con altas cantidades de fósforo y potasio. No fertilice su bonsái de granada durante 3 meses después de replantar.

6) Consejos de la Técnica de Riego Correcto

Consejo #1: Los árboles de bonsái, como la granada, viven en pequeños contenedores o macetas y tienden a secarse mucho más rápido que las plantas en macetas más grandes o en el suelo, así que presta mucha atención al regar.

Consejo #2: Encontrar un equilibrio entre la insuficiencia de agua y el exceso de agua. Riega tu bonsái de granada a fondo, y mantenlo húmedo pero no demasiado. Es necesario reducir el riego durante el invierno. Un viejo truco de riego consiste en colocar todo el macetero de los bonsáis en un fregadero de agua, de una o dos pulgadas de profundidad, dejando que el agua absorba el agua de los agujeros de la parte inferior del macetero.

Consejo #3: Tu granado puede beneficiarse de la nebulización semanal.

Consejo #4: Puedes usar un medidor de humedad barato para evitar las conjeturas al regar.

Consejo #5: Riega tu bonsái de granada lentamente para que sea absorbido por la tierra, de lo contrario el agua correrá por toda tu mesa.

Técnica general de riego de los bonsáis

Hemos preparado una guía general de técnicas de riego recomendadas para todos los árboles de bonsái según la temporada. Tengan en cuenta que una vez que el agua sale por los agujeros de drenaje de la maceta, sólo significa que el agua es suficiente.

Verano

  • Es importante regar las plantas de bonsái dos veces al día, una por la mañana y otra por la tarde.
  • No riegues las hojas de tu árbol de bonsái cuando el sol está muy caliente porque puede causar hojas quemadas.
  • Nunca rieguen sus árboles de bonsái cuando el clima es demasiado caliente porque el agua dentro de la maceta puede calentarse demasiado, estropeando las raíces.
  • Si planeas un viaje largo y no puedes regar tus plantas de bonsái todos los días, debes regarlas abundantemente antes de salir. Es importante dejar el árbol de bonsái en un lugar fresco sin exposición al sol. Ponga el contenedor de bonsáis en un cubo de agua para que su árbol de bonsáis pueda obtener agua del fondo. Esto ayuda a que su árbol de bonsái sobreviva hasta 3 días.

Invierno

  • Regar tu árbol de bonsái una o dos veces por semana es muy importante.
  • Evite regar las plantas de bonsái cuando la temperatura sea muy baja o muy fría, sobre todo a primera hora de la mañana o a medianoche. Un suelo congelado puede matar a su planta de bonsái.
  • Es mejor regar los árboles de bonsái durante el día
  • No riegues los árboles de bonsái por la noche

Primavera y Otoño

  • Regar los árboles de bonsái una vez al día en primavera y otoño es muy recomendable.
  • Regar las plantas de bonsái cuando el suelo está ligeramente seco es lo mejor.
  • Cada día, necesitas regar tus plantas de bonsái regularmente a la misma hora.

El árbol de bonsái de granada necesita ser regado regularmente para tener un suelo ligeramente húmedo, pero no excesivamente húmedo. Reduzca el riego durante los meses de invierno. Nebulizar el árbol de bonsái de granada semanalmente ha demostrado ser muy beneficioso.

7) Fertilizar su bonsái de granada

Necesitas fertilizar tu árbol de bonsái de granada cada dos semanas cuando empiece el nuevo crecimiento en primavera. Puedes usar un fertilizante líquido que está específicamente formulado para los árboles de granada. También está bien usar un alimento para plantas de bonsái de uso múltiple dado al 50% de su fuerza. El alimento adicional consiste en fertilizante orgánico pulverizado que se recomienda a mediados de la primavera. Recuerden que los árboles de bonsái de granada no deben ser fertilizados por lo menos 3 meses después de su replantación.

Leer más: Guía de cuidados de las especies de árboles de bonsái (L – W)

Datos y consejos sobre los fertilizantes de bonsái

  1. El fertilizante de bonsái se considera un fertilizante normal para plantas. No contiene ningún secreto o ingrediente especial que esté destinado específicamente al cultivo de bonsáis con una proporción NPK equilibrada. Puedes comprar fertilizantes de bonsái en línea o en una tienda de bonsái para obtener el equilibrio adecuado para cada especie de árbol de bonsái, edad y época del año.
  2. Puedes comprar fertilizante de bonsái en forma sólida o líquida. Un fertilizante sólido suele venir en forma de pellets, gránulos o polvo. Se planta en la parte superior del suelo de abono debajo de la superficie. Se disuelve lentamente con el tiempo a medida que se riega el árbol de bonsái.
  3. Para un árbol de bonsái al aire libre, es necesario utilizar una cesta de fertilizante o una cubierta para asegurarse de que los gránulos o pellets se mantengan en su lugar. No deben ser lavados o robados por los animales.
  4. El fertilizante líquido para bonsáis suele estar disponible en forma de concentrado y debe diluirse antes de su aplicación. Necesitará mezclar el fertilizante líquido con agua, vertiéndolo en la tierra húmeda.
  5. A muchos cultivadores de bonsáis les gusta usar fertilizantes sólidos ya que proporcionan a su árbol de bonsái un suministro continuo y constante de nutrientes, que deben ser reemplazados cada dos meses. Sin embargo, los fertilizantes líquidos tienen una tendencia a atraer gusanos y otras plagas, y pueden tener un olor ofensivo, afectando el atractivo estético general de su árbol de bonsái porque son visibles.
  6. Los fertilizantes sólidos dan un mejor control cuando se trata del número que se añade. Por otro lado, los fertilizantes líquidos pueden ser difíciles de diluir o mezclar, aumentando la posibilidad o el riesgo de sobrefertilización. Algunos cultivadores de bonsáis eligen los fertilizantes líquidos por su rápida acción. Incluso si los efectos son de corta duración y los fertilizantes líquidos aumentan la necesidad de fertilizar más frecuentemente, pueden dar a sus plantas de bonsái el impulso inmediato que necesitan, sobre todo cuando los árboles de bonsái acaban de salir de la fase de letargo.

Los árboles de granada bonsái, como cualquier otra planta, necesitan ser fertilizados. Estas directrices generales deben ser seguidas, pero hay excepciones. Por ejemplo, si quieres que tu árbol de bonsái dé frutos y flores, tendrás que usar un fertilizante eficaz para bonsái, ya sea sólido o líquido, con un alto contenido de potasio.

8) Consejos y consideraciones para la reubicación

Consejo #1: Los árboles de bonsái de granada florecen abundantemente cuando las raíces no están atadas a la maceta, por lo que la replantación debe llevarse a cabo cada 3 o 4 años, y debe hacerse durante la última parte del invierno.

Consejo #2: También puedes volver a plantar tu bonsái de granada en primavera, justo antes de que se desarrollen nuevos brotes. Los árboles de bonsái más jóvenes pueden ser replantados cada 1 o 2 años, mientras que los árboles más viejos deben ser replantados cada 2 o 3 años o cuando las raíces crecen más que el suelo.

Consejo #3: Las flores de granada son mejores cuando hay una ligera unión con la raíz, así que no uses un contenedor poco profundo para este árbol de bonsái. Pode hasta 1/3 del cepellón pero no más del 50% de las raíces finas. Transplante su granado en un suelo que drene bien, como una mezcla de tierra Fujiyama.

Guía paso a paso de la reubicación

Paso #1: Determinar el momento perfecto para reimplantar tu árbol de bonsái de granada. La replantación de tu bonsái se hace para evitar que se atasquen las raíces. Para determinar si esto está sucediendo, levanta cuidadosamente tu árbol de bonsái del contenedor. Si las raíces de su bonsái se rodean a sí mismas y a la maceta, es hora de volver a plantar su bonsái de granada. De lo contrario, las raíces crecerán gruesas y pueden desplazar toda la tierra dentro de las raíces o morirán de hambre.

Paso #2: Elija la mejor época del año para replantar su árbol de bonsái de granada. Necesitas replantar tu bonsái a principios de la primavera. En esta época, el árbol de bonsái no está bajo la presión de tener un follaje completo. Estará menos sujeto a la tensión y al impacto causado por la replantación.

Paso #3: Quita la tierra vieja tanto como puedas de las raíces del árbol de bonsái de granada. Quita tanta tierra como puedas del sistema de raíces del árbol de bonsái usando un gancho para raíces de bonsái. Desenredar suavemente las raíces debe realizarse si las raíces han crecido gruesas.

Paso #4: Después de desenredar las raíces de su bonsái, pode algunas raíces más largas para evitar que su bonsái de granada crezca más que la maceta. También es útil quitar las raíces enfermas o podridas. No elimine más del 25% de la masa total de raíces de su árbol de bonsái para asegurarse de que quedan suficientes raíces para una absorción adecuada de agua y nutrientes.

Paso #5: Reposiciona tu árbol de granada en su maceta. Si las raíces están recortadas, necesitas bajarlo suavemente a su maceta. Llena la maceta con una mezcla para macetas hasta el borde después. Evita las bolsas de aire trabajando en la tierra y en la estructura de la raíz entre las raíces. La composición de una mezcla para macetas de bonsái incluye abono, grava y akadama con una proporción de 2-1-1.

Paso #6: Regar los árboles de pom bonsai después de replantarlos para ayudar a que el suelo de compostaje se asiente. Protege tus granados contra una fuerte ráfaga de vientos durante un mes más o menos después de replantarlos porque no están completamente establecidos en el suelo.

Los árboles de bonsái de granada, como cualquier otra especie de bonsái cultivada en contenedores, deben ser replantados para mantenerlos sanos y fuertes, reponiendo la pérdida de nutrientes del suelo. También ayuda a regular el crecimiento de las raíces y a evitar que el suelo de abono se compacte. Ahora, acabas de aprender a replantar tu árbol de bonsái de granada, así que estás listo para aplicar y perfeccionar tus habilidades de jardinería de bonsái.

9) Cómo podar, cablear y dar forma a su bonsái de granada

Cableado

No se recomienda cablear los árboles de bonsái de granada porque es probable que mueran. Es mejor hacer la técnica de “cortar y crecer” para darles forma. Las variedades más grandes de granados pueden tolerar el cableado con mucho cuidado. Recuerden que tienen un rápido engrosamiento de nuevo crecimiento, por lo que el cableado debe ser removido a tiempo, evitando así la formación de cicatrices.

Poda y entrenamiento

Cuando se trata de los estilos de bonsái más halagadores para un bonsái de granada, los informales verticales, inclinados, semi-cascados, multi-troncos y troncos retorcidos son los mejores. Puedes pellizcar los nuevos brotes en conjuntos de 1 a 3 hojas usando las manos en lugar de usar tijeras de podar. Deje que las ramas de su bonsái de granada crezcan más de lo que usted quiere para estimular el nuevo crecimiento, y luego pode. Si quieres que tu granado florezca y dé frutos, debes esperar a que termine de florecer antes de podar.

Puedes cablear variedades más grandes de tus árboles de bonsái de granada con el uso de un fino alambre de cobre o aluminio para la rama de bonsái. Ten cuidado porque envolver demasiado apretado o doblar demasiado drásticamente todo a la vez tiende a resultar en ramas quebradizas. Los árboles de granada enanos pueden ser moldeados con el uso del método de cultivo y clip solamente.

Pellizcar regularmente cada primera o tercera hoja para ayudar a aumentar el follaje de la planta de bonsái. Es mejor permitir que los jóvenes brotes maduren completamente y se alarguen antes de cortarlos a la longitud deseada.

Al dar forma a los bonsáis de granada, es mejor usar el método “cortar y crecer” que el cableado porque pueden sufrir una muerte. Los bonsáis de granada son mejores cuando se forman en vertical informal y en semicascada.

10) Plagas y enfermedades

Los árboles de bonsái de granada pueden ser atacados por la mosca blanca, las orugas de mariposa de granada o los áfidos. La mosca blanca es un problema con los árboles de bonsái de interior. Se puede controlar rociando el árbol de bonsái con agua, sobre todo debajo de las hojas.

Necesitas proporcionar una buena ventilación a tu bonsái de granada para mantener alejadas a las molestas moscas blancas. Los pulgones pueden ser enjuagados con un chorro de agua.

Rociar tu árbol de granada cada pocos meses con un insecticida no tóxico ayudará a proteger tu granada de las plagas. La inspección de su bonsái para detectar los primeros signos de plagas es crucial. No rocíe su árbol de bonsái con un insecticida si el suelo está seco.

Tu árbol de bonsái de granada puede estar infestado de moho, especialmente en los meses húmedos. Para controlar el problema del moho, proporciona a tu bonsái una buena ventilación y un tratamiento de plagas con un fungicida.

Como cualquier otro árbol de bonsái, el bonsái de granada puede estar infectado con plagas y enfermedades. Pero siempre y cuando se sigan las técnicas correctas de riego, fertilización, replantación y otras técnicas de cultivo, podrá cultivar su bonsái de granada sin tantos problemas.

Pensamientos finales

Los árboles de bonsái de granada son famosos por sus características de fructificación y floración. Son adecuados tanto para principiantes como para expertos cultivadores de bonsáis. Pueden estar infestados por plagas y también experimentar enfermedades, pero todas ellas pueden ser prevenidas y tratadas.

Esperamos que hayan disfrutado de este tutorial y hayan aprendido mucho. Puede compartir lo aprendido en esta guía con sus amigos y familiares a través de su cuenta de medios sociales, como Facebook, y tenga la amabilidad de comentar a continuación para compartir sus conocimientos y experiencias con nosotros! Feliz crecimiento del bonsái!

Leer más: Tipos de Árboles Bonsái SpeciesViews: 19957Compartir: