Cómo rescatar un árbol de bonsái moribundo

Incluso un jardinero experimentado le dirá que los árboles de bonsái pueden ser muy difíciles de cuidar. Los bonsáis son propensos a muchos tipos de problemas que afectan a un árbol normal y al mismo tiempo son susceptibles a las condiciones que afectan a las especies de bonsáis. Dependiendo del tipo de libre, los bonsáis pueden ser delicados y necesitan una atención especial.

Si eres nuevo en el cultivo de bonsáis, primero debes entender cómo crece una contraparte regular porque es muy probable que estas condiciones también afecten a un árbol miniaturizado. Y además de aprender las diferentes habilidades de cultivar bonsáis, también debes tener paciencia en el cuidado de los árboles de bonsáis. Puede llevar muchos años entrenar y dar forma a un árbol de bonsái, pero sólo puede llevar un segundo matarlo.

Cosas que necesitas para seguir este tutorial

  • Planta de bonsáiUna planta de bonsái que está a punto de morir podría presentar una variedad de signos y síntomas. Es difícil decir si una planta está muerta o puede estar ya al borde de la muerte, así que la clave es ser muy observador. Podría ser fácil darse cuenta si una planta está cerca de la muerte cuando se observan plagas o mohos en las hojas y tallos, hojas marchitas o descoloridas, hojas caídas y otros síntomas definidos.
  • Maceta de BonsáiNecesitas la maceta adecuada para cultivar tu bonsái. Las macetas tradicionales suelen ser simples, pueden ser anchas con una forma circular o rectangular. Pero no importa cuán profunda o superficial sea la maceta o qué tipo de forma tenga, debe tener un drenaje adecuado para que el exceso de agua y fertilizante drene de las raíces.
  • Tierra para macetas de bonsáisLa tierra para macetas, especialmente para el cultivo de bonsáis, está disponible en tiendas de jardinería y viveros de bonsáis. La tierra para macetas de los bonsáis suele ser una tierra con buenas propiedades de absorción de nutrientes y agua debido a la muy pequeña cantidad de espacio de maceta asignado para el cultivo de bonsáis. Por lo tanto, se necesita una buena tierra que pueda retener el agua y los nutrientes y drenar el exceso también.
  • AgregadosNecesitas mejorar las propiedades de drenaje y aireación de tu suelo usando agregados. Estos son pequeños trozos de rocas y material que se colocan en el fondo de la maceta. Estos permiten que el exceso de agua se drene y dejará que el oxígeno entre en la tierra también. Puede comprar los materiales agregados en las tiendas de jardinería locales o en los viveros de bonsáis también.
  • AguaDebes tener agua limpia y segura para usar en tus plantas de bonsái. Puedes usar agua de lluvia o del grifo siempre que sea agua limpia que no suponga ningún riesgo para tus delicadas plantas de bonsái. En caso de duda, haga que se compruebe la calidad y seguridad del agua antes de usarla en sus bonsáis.
  • Fertilizante equilibradoTu bonsái enfermo o moribundo necesita un fertilizante equilibrado para recuperarse. Algunos árboles requieren fórmulas de fertilizante específicas mientras que otros simplemente necesitan un fertilizante regular y equilibrado para crecer. Puede comprar este tipo de fertilizante en viveros de bonsáis, tiendas de jardinería y centros de jardinería.
  • Musgo de esfagno Este es un musgo que añadirá más drenaje a su suelo. Puedes comprarlo en las tiendas de jardinería locales y en los viveros de bonsáis también. El musgo protegerá el árbol y lo mantendrá sano también.
  • Tijeras de podar Las tijeras de podar le ayudarán a podar y recortar su bonsái cuidadosamente según el estilo que desee lograr. Hay muchos tipos de tijeras de podar, pero pase lo que pase, use tijeras limpias o desinfectadas para evitar la propagación de enfermedades o moho de una zona de la planta a otra.
  • Cable Necesitas cable para posicionar tu bonsái en consecuencia. Los alambres vienen en diferentes tipos, pero dos se usan comúnmente: aluminio y cobre recocido. Los alambres de aluminio son para los bonsáis con ramas jóvenes y flexibles, mientras que el cobre recocido fuerte es para las ramas y troncos más grandes y gruesos. Los alambres también están disponibles en una variedad de calibres desde tan delgado como 1 mm a 4 mm de espesor.
  • AlicatesNecesitas un buen par de alicates para cortar fácilmente el alambre para entrenar bonsáis y para quitar los cables después de que el entrenamiento haya terminado. También se necesita un buen par de alicates para trabajar con raíces, ramas y troncos duros.

Instrucciones paso a paso

1) Examine su árbol de bonsái cuidadosamente

Conoces tu bonsái mejor que nadie, así que puede que hayas notado algo raro. Pero a pesar de ser muy particular acerca de las diferentes necesidades de sus plantas de bonsái, hay una gran posibilidad de que usted puede haber pasado algo por alto.

Revisa cada hoja, tallo, rama, corteza y raíz. Busca señales importantes que ayuden a diagnosticar qué es lo que aflige a tu árbol de bonsái:

Manchas borrosas en hojas y tallos

Pequeñas manchas blancas borrosas en las hojas y tallos son un signo de moho. El moho crece cuando las condiciones son adecuadas, generalmente en ambientes de baja humedad. El moho es grave y por lo general, las plantas pueden deteriorarse rápidamente cuando hay moho. A veces el moho puede crecer sin ser notado hasta que éste haya invadido completamente una rama o penacho de hojas.

El moho también puede pasar de una planta a otra, especialmente de una planta pícara. Puede que hayas traído a casa una planta infestada de moho y esto haya afectado a tu pobre árbol de bonsái. Pero independientemente de donde su planta obtuvo el moho, es importante ser diligente.

Una pequeña mancha de pelusa blanca puede crecer hasta convertirse en una gran mancha cuando no se tiene cuidado.

  • El curso de acción correcto depende del tipo de árbol que tengas. Considera el tipo de árbol, cómo cuidarlo y cualquier información importante sobre cómo crecer el árbol. Sólo entendiendo todo esto podrás corregir el crecimiento del moho.
  • La mayoría de los cultivadores usan el alcohol para detener una pequeña pelusa o un pequeño crecimiento de moho. Simplemente coloque una pequeña cantidad de alcohol en una bola de algodón y aplíquela en la hoja o el tallo. Evite esparcir el moho usando una bola de algodón separada en una hoja.

Quitar el moho usando una acción de extracción en el punto borroso. No extienda o limpie el alcohol.

  • Si está a punto de podar o pellizcar su bonsái, entonces, por todos los medios, retire la hoja u hojas o el tallo afectados.
  • Mejora la humedad en tu cuarto de cultivo. Puede instalar un humidificador para mejorar los niveles de humedad. También puede abrir ventanas y puertas para mejorar rápidamente la humedad.

La presencia de insectos o huevos de insectos

Cualquier insecto que encuentres acechando en las hojas o tallos significa que hay más. Los insectos más comunes pueden ser eliminados mediante el uso de insecticidas o pesticidas, pero asegúrese de que es seguro utilizarlos para las plantas de interior o los árboles bonsái. Algunos insectos y plagas tienen un apetito voraz y pueden devorar un solo árbol en una noche. Por lo tanto, debe mantenerse alerta y eliminar los insectos, hasta el último huevo.

  • Usar pesticidas o insecticidas. Asegúrese de usarlos de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  • Usa insectos «amistosos» como mariquitas que te ayudarán a matar las plagas. Las mariquitas y otros insectos que pueden matar plagas no destruirán los árboles bonsai.
  • Tengan cuidado al traer nuevas plantas dentro de su área de crecimiento o en su jardín. Antes de introducir nuevas plantas, ponlas en cuarentena y observa si hay alguna plaga, moho o enfermedad.

Amarilleamiento de las hojas, hojas marchitas o secas

El amarilleamiento de las hojas y la presencia de hojas secas o marchitas puede deberse a diversas condiciones. La razón más común para el amarillamiento de las hojas es el riego excesivo.

Leer más: Cómo cuidar un árbol de bonsái enfermo

Por lo general, los cultivadores de bonsáis por primera vez pueden tender a regar en exceso sus plantas debido a que son demasiado diligentes en el cuidado de las plantas de bonsái. El riego excesivo también puede deberse a un drenaje deficiente, al utilizar suelos y contenedores con poco drenaje. Todavía hay esperanzas para los bonsáis con hojas amarillas y marchitas.

  • Mejora el drenaje de tu suelo rápidamente para salvar tu árbol de bonsái. Vuelva a plantar el árbol utilizando un suelo bien drenado.
  • Usar agregados para mejorar el drenaje y la aireación del suelo.
  • Mejorar el drenaje replantando en una maceta bien drenada. La maceta debe tener por lo menos dos o más agujeros de drenaje para eliminar eficazmente el exceso de agua y nutrientes.

Decoloración de hojas y tallos

Cualquier hoja descolorida podría ser un signo de enfermedad. Las hojas que se tornan marrones, verde oscuro o verde claro podrían deberse a una enfermedad o a un desequilibrio de nutrientes. Debes ser capaz de detectar el tipo de desequilibrio nutricional que afecta a tus árboles de bonsái.

  • Realiza un análisis del suelo para comprobar si hay problemas de nutrientes.
  • Riega tus plantas con agua destilada para eliminar toxinas, sales y
  • Si es posible, replantea tu bonsái para eliminarlo completamente del suelo tóxico.
  • Vuelva a colocar la olla y use ollas que drenen bien para eliminar el exceso de agua y nutrientes.
  • Deje que sus plantas descansen por un tiempo pero manténgalas regadas y la tierra húmeda
  • Después de reimplantar su bonsái, esté atento a los problemas adicionales
  • Puedes aplicar un fertilizante equilibrado después de que tu árbol de bonsái se haya recuperado completamente

Manchas rojas en las hojas

Las manchas rojas son signos de los ácaros araña. Los ácaros pueden ser muy peligrosos para el bonsái ya que esto devorará su bonsái rápidamente. Los ácaros araña tienen cuerpos planos que pueden hacer telarañas. Puede hacer telarañas que pueden envolver hojas, tallos y ramas. La infestación de los ácaros puede empeorar e incluso inutilizar cualquier fruto u hoja de su bonsái.

  • Elimina los ácaros tan pronto como veas un pequeño bicho.
  • Utiliza un rocío constante de agua para eliminar la araña roja. Simplemente rocíe el insecto con agua para eliminarlo uno por uno.
  • También puedes usar un algodón con alcohol para pintar el ácaro y eliminarlo.
  • Usar pesticidas para matar ácaros. Hay fórmulas de fertilizantes especiales que matan las plagas pero son suaves con los árboles bonsai. Siga las instrucciones de los fabricantes antes de usar cualquier pesticida o insecticida.

Ramas encogidas

El encogimiento de las ramas puede deberse a una mala nutrición o al riego. Normalmente, los troncos más pequeños y encogidos simplemente se marchitan y mueren. A veces, las ramas encogidas también pueden deberse a enfermedades. Hay algunas opciones para salvar tu árbol de bonsái.

  • Puede optar por quitar la rama enferma para evitar que cualquier enfermedad afecte a todo el árbol. Utilice un cortador estéril o tijeras de podar para quitar la rama. No utilice el cortador en ninguna parte del árbol, ya que esto puede propagar la enfermedad que puede haber afectado a la rama.
  • Realice un análisis del suelo para comprobar si hay algún tipo de problemas de nutrientes.
  • Riegue sus plantas usando agua destilada para eliminar rápidamente las toxinas, sales e impurezas.
  • Para eliminar completamente la planta del suelo tóxico, replantea tu bonsái.
  • Reemplazar el bonsái en ollas que drenen bien para eliminar el exceso de agua y nutrientes.
  • Deje que sus plantas descansen por un tiempo pero manténgalo regado y mantenga el suelo húmedo.
  • Después de replantar su bonsái, observe su bonsái por problemas adicionales
  • Alimenta a tu bonsái con un fertilizante balanceado después de que se haya recuperado completamente

2) Recortar las raíces de los bonsáis

Las raíces son donde beben y se alimentan los bonsáis, así que es importante mantenerlas siempre sanas. Pero si el árbol ha muerto, tienes que asegurarte de que la enfermedad no provenga de las raíces. Levanta suavemente tu árbol de bonsái de su maceta. Esto debe ser muy fácil de hacer, especialmente cuando has replantado tu árbol muchas veces.

Así que levanta el árbol sujetando el tronco con firmeza. A medida que lo levante, colóquelo en una superficie plana que esté limpia y sanitaria.

Ahora comprueba las raíces de la planta para ver si hay signos de decoloración, putrefacción o cualquier olor. Si ves alguno de estos signos, corta la parte enferma. Una vez más, use tijeras o cortadores estériles para quitar la parte. Deseche la parte enferma en una bolsa de plástico. También puedes quemar la raíz enferma para que no afecte a ninguna otra planta de bonsái o de otro tipo en tu jardín.

3) Reemplaza tu bonsái

Cepilla la suciedad suelta de las raíces. Estén atentos a cualquier raíz que esté marchita, blanda, húmeda o negra. Las raíces sanas de los bonsáis tendrán un color similar al del tronco. Las raíces negras probablemente estén enfermas.

Al retirar las raíces enfermas, asegúrese de no tocar las raíces sanas con una cuchilla que haya cortado las raíces infectadas. Hacerlo puede propagar la enfermedad a otras áreas de la planta.

Leer más: Cómo cuidar y técnicas para los árboles de bonsái

Usa un nuevo contenedor para tu árbol de bonsái. Necesitas hacerlo porque es muy probable que el viejo ya esté contaminado con enfermedades o plagas. El recipiente debe estar limpio y debe tener el tamaño ideal para el bonsái. Debe ser aproximadamente igual al diámetro del tronco del árbol. Por lo general, hay que elegir una maceta nueva que sea un poco más grande que la vieja para dar paso a las nuevas raíces.

Antes de colocar el árbol de bonsái en la maceta, limpie el interior de la maceta con un trozo de tela limpio que haya sido mojado con alcohol. Esto desinfectará el contenedor antes de colocar el bonsái. Deje que la maceta se seque al aire completamente antes de colocar el bonsái.

4) Usar nueva tierra en la maceta y añadir musgo

Hay que colocar musgo esfagno en la parte inferior de la maceta; colocar el musgo a un tercio de la profundidad. El musgo protegerá al árbol de las enfermedades y del crecimiento de nuevas raíces. Coloque suavemente el árbol de bonsái en la maceta, asegurándose de que las raíces estén bien espaciadas y tengan el espacio adecuado para crecer. Por eso es necesario usar una maceta más grande y profunda para volver a plantar. Llene el resto del recipiente con tierra para macetas de bonsái.

La mezcla exacta de suelo a utilizar dependerá del tipo de árbol que tenga. Por lo general, los árboles bonsái crecerán en suelos con bajos niveles de fósforo y nitrógeno. Un suelo franco arenoso también sería bueno para sus plantas. Esto se debe a que este suelo puede absorber bien el agua y los nutrientes y también drenará el exceso de agua y nutrientes. El suelo franco arenoso aireará mejor el suelo y las raíces también. Permitirá que el oxígeno pase a través del suelo para ser utilizado por las raíces. Su bonsái podrá recuperarse más rápido cuando crezca en este tipo de suelo. Nunca reutilice la tierra que estaba dentro del viejo contenedor porque podría estar contaminada con huevos de insectos y bacterias.

5) Pode las hojas y los tallos

La poda tiene dos funciones importantes. Primero, elimina cualquier parte infectada o enferma del árbol. Esto le da a las partes sanas del árbol una buena oportunidad de recuperarse y volverse sanas. Segundo, permite a la planta enfocar su energía en el crecimiento de áreas fuertes. La poda también puede mejorar el acceso a la luz solar y la circulación del aire.

Revise cada hoja y tallo para detectar la enfermedad. Use cortadores o tijeras de podar estériles para quitar las hojas y los tallos enfermos. Asegúrese de cortar todas las partes enfermas.

6) Coloca tu bonsái en otro lugar

Necesitas colocar tu bonsái en otro lugar para salvarlo de cualquier factor que cause enfermedad. Por ejemplo, la infestación de moho en tu jardín o área de cultivo podría seguir afectando a tu bonsái. Será inútil si sólo tratas tu planta y aún así permites que permanezca en esta área contaminada. Por lo tanto, la mejor manera de ayudar a su planta es reubicarla.

Asegúrate de elegir un lugar soleado en tu jardín o cerca de una ventana soleada. Un árbol de bonsái necesita al menos seis horas de luz solar por día, e idealmente ocho. El lugar también debe tener una buena circulación de aire. Los niveles de humedad presentes en la nueva zona deben ser moderados. Tengan en cuenta que demasiada o muy poca humedad en el aire puede causar problemas de salud a los árboles de bonsái.

Leer más: Cómo dar forma a tu árbol de bonsái

Otro factor que debes considerar es la temperatura de la nueva ubicación. Las zonas moderadamente cálidas son las mejores para ayudar a tu bonsái a recuperarse. Debido a que puedes proporcionar un equilibrio en el entorno de crecimiento, suele ser más fácil mantener los árboles de bonsái en el interior, donde tienes más control sobre su entorno.

7) Riega tu árbol de bonsái

Asegúrate de usar agua a temperatura ambiente para evitar que la planta sufra un shock. Dé agua hasta que el suelo esté completamente mojado. Sabrás que la tierra está completamente mojada cuando el líquido salga de los agujeros de drenaje. Después de esta vez, riegue la tierra diariamente.

También es muy importante que riegue su árbol de bonsái sólo cuando el suelo esté seco y no cuando esté mojado o cuando haya un charco de agua que se acumule en el suelo. La cantidad de agua y la frecuencia de riego también dependerá del tipo de árbol que esté creciendo, así que asegúrese de comprobar esto.

Algunas especies de árboles de bonsái necesitarán ser nebulizados diariamente para tener la humedad adecuada. Use agua limpia en un señor o en una botella de spray. Aplique el agua en las hojas y los tallos de las plantas y también en la superficie del suelo.

8) Aplicar el fertilizante

¿Debería aplicar fertilizante para tratar sus plantas? Necesitas esperar hasta que tu bonsái se haya recuperado completamente antes de aplicar el fertilizante. Debes elegir un fertilizante equilibrado apropiado para el tipo de árbol que estás cultivando.

Recuerde que debe seguir las instrucciones incluidas en el producto fertilizante para prevenir los desequilibrios de nutrientes.

9) ¿Cuándo empezar a entrenar o continuar el entrenamiento?

Suspenda el entrenamiento de su bonsái por ahora. Puedes continuar cableando o manipulando manualmente tu árbol de bonsái una vez que se haya recuperado completamente. No debe tener signos de enfermedad ni ninguna condición como plagas, moho, marchitamiento o decoloración.

Tu árbol también debe estar creciendo nuevas hojas, tallos y ramas antes de empezar a entrenar o a cablear. El alambrado debe hacerse después de que haya sido replantado o podado las raíces del bonsái.

Conclusión

Un bonsái enfermo o cerca de la muerte puede ser muy estresante para cualquier jardinero, pero la clave es tener la presencia de la mente para poder ayudar a su frágil árbol de bonsái a recuperarse. Primero debes averiguar qué es lo que está enfermando tu árbol y sólo cuando lo hayas hecho podrás resolver los problemas de tu bonsái. Debes actuar rápido para salvar a tu bonsái de plagas, moho y enfermedades. Con estas técnicas, serás capaz de devolverle a tu bonsái una buena salud.

RevivalViews: 35963Share: