Cómo podar un bonsái de ficus para que prospere

El término amplio Ficus abarca un género de unas 850 variedades de plantas que no sólo se limitan a los árboles sino que también incluyen arbustos y vides, entre otros.

Floreciendo en una gran variedad de condiciones ambientales, la familia de especies de plantas Ficus también se ha abierto camino en el arte de los bonsáis.

Para cualquiera que busque cultivar una especie de planta fácilmente adaptable y mantenible como parte de su viaje de bonsái, saber cómo podar Ficus bonsai para que prospere es crucial.

Pero con un poco de cuidado y atención, un ficus bonsái puede realmente sorprenderte y recompensar tus esfuerzos con su hipnotizante apariencia.

Fuente de la imagen

Hay dos tipos principales de plantas de ficus que hacen perfectos los árboles de bonsái, a saber, Ficus retusa (Ginseng ficus) y Ficus benjamina.

Estas variedades se caracterizan por sus hojas pequeñas y perennes, su crecimiento vigoroso, así como por sus tallos que pueden tener una forma y un estilo positivamente sorprendentes.

Además de crecer rápidamente, estas especies de plantas ficus son capaces de tolerar bastante bien la mala iluminación y/o el suelo y la humedad. Es a través de una cuidadosa poda que será capaz de mantener su pequeño tamaño y crear un árbol de bonsái tradicional con el mejor éxito.

Leer más: Cómo cuidar un árbol de bonsái enfermo

Video por Naturaleza – Cómo cultivar Ficus Benjamina de una sola hoja

Fuente: youtube.com

Consejos para la poda del ficus bonsái

Fuente de la imagen

1 – Podar los árboles de ficus bonsái en la temporada de invierno

Debido al hecho de que un nuevo crecimiento saludable pero pesado se produce con el comienzo de la temporada de primavera, es necesario podar los árboles de ficus bonsai durante los meses de invierno.

2 – Empieza siempre con un plan de poda

Un bonsái es una forma de arte ya que permite aplicar su percepción personal y sentido de la estética en la consecución de la forma que se pretende a través de la poda.

Antes de empezar a cortar ramas y dar forma a un árbol de ficus bonsái, tómate el tiempo de imaginar los resultados que quieres lograr. Para este propósito, puedes pasar una semana más o menos contemplando tu ficus bonsái y dejar que tus jugos creativos fluyan.

No es necesario dibujar un plano detallado de la poda, sólo hay que tener en la cabeza la imagen de lo que se desea crear. Sería extremadamente útil marcar los puntos exactos donde las ramas serán cortadas, sin embargo.

Por último, pero no menos importante, es muy recomendable considerar la creación de un patrón de ramificación alternativo. Esto se puede hacer eliminando una rama de cada dos cuando éstas se forman directamente opuestas.

Leer más: Cómo cuidar y técnicas para los árboles de bonsái

3 – Usar siempre cortadores cóncavos afilados y esterilizados

Al quitar las ramas, el uso de una herramienta no esterilizada puede poner a su ficus bonsai en contacto con bacterias dañinas.

Sin embargo, el uso de cortadores que no son lo suficientemente afilados también es perjudicial. Con esto en mente, su elección de herramientas de alta calidad para bonsái es realmente importante.

Video de Plantas Verdes – Deshoje de Bonsáis | Deshoje de Ficus Bonsái | Árboles Bonsái para principiantes //PLANTAS VERDES

Fuente: youtube.com

5 – No te olvides de la pasta de corte

Inevitablemente, se formará un rezumo, y posteriormente una savia, en los puntos donde se han podado las ramas.

Especialmente cuando se trata de eliminar sitios grandes, la pasta cortada ayudará a tu árbol de ficus bonsai a recuperarse rápidamente y con éxito.

6 – Evite recortar las hojas de su Ficus Bonsai

Cuando se cultiva un árbol de ficus bonsái, lo que se quiere recortar son los tallos y las ramas, y no las hojas. Las hojas recortadas tienden a volverse marrones y a tener un aspecto bastante desordenado.

Leer más: Cómo dar forma a tu árbol de bonsái

A lo largo de toda la temporada de crecimiento, sólo hay hasta tres hojas en cada toma que quieras pellizcar y/o cortar. Sin embargo, esta no es una regla estricta. En el caso de que tu ficus bonsái requiera una extensión en la altura o el relleno de huecos vacíos que arruinen la apariencia deseada, entonces querrás dejar que algunos tiros sigan creciendo en su lugar.

7 – Considere las raíces aéreas de Ficus Benjamina Bonsai

Llamados higos llorones por algunas buenas razones, los árboles de bonsái Ficus benjamina desarrollarán un sistema de raíces aéreas único que puede mejorar aún más la belleza de su obra maestra de árboles de bonsái.

Sin embargo, para que el atractivo del sistema de raíces trabaje a tu favor, necesitas esforzarte por el equilibrio en la apariencia de las magníficas raíces aéreas y las ramas.

8 – Prepárese para eliminar alrededor de ½ de Nuevo Crecimiento

Ya que la poda de un árbol ficus bonsái se parece mucho a un ritual de belleza, no tengas miedo de quitar las ramas y ayudar a tu árbol a lograr la apariencia deseada.

Típicamente, una buena sesión de poda terminará por eliminar ½ de los nuevos crecimientos en promedio. Recuerda que esta no es la apariencia final de tu ficus bonsai, así que apégate a tu plan y no entres en pánico.

La comida para llevar

Fuente de la imagen

Hay un proverbio tradicional japonés que destaca que la visión sin acción es sólo “un sueño” mientras que la acción sin visión es “una pesadilla” – y la misma regla se aplica cuando se trata de aprender a podar los ficus bonsai para hacerlos prosperar. Tómese su tiempo, escuche a su árbol, sintonice con el flujo de la naturaleza viva y disfrute del paseo.

ShapingViews: 2055Share: